Inicio Ingeniería Social Bill Gates crea el «Ministerio de la Verdad»

Bill Gates crea el «Ministerio de la Verdad»

por editora
Compártelo!

Parece un chiste de mal gusto, pero lamentablemente es cierto (puede corroborarlo en este link). La noticia nos remite a la novela de George Orwell, 1984, donde el Ministerio de la Verdad es la sección del régimen totalitario impuesto por el Gran Hermano, encargada de censurar, perseguir, difamar y secuestrar a las voces disidentes, con el fin de imponer «su verdad», o sea, imponer la mentira como si fuera información confiable, por medio de diversos trabajos de ingeniería social permanentes a lo largo de los años. A esta sección, que George Orwell la describe así: «Era una enorme estructura piramidal de cemento armado blanco y reluciente, que se elevaba, terraza tras terraza, a unos trescientos metros de altura […] podían leerse, sobre su blanca fachada en letras elegantes, las tres consignas del Partido: La guerra es la paz / La libertad es la esclavitud / La ignorancia es la fuerza. […] El Ministerio de la Verdad se dedicaba a las noticias, los espectáculos, la educación y las bellas artes» (1984, Parte I, Cap. I).

Bill Gates, quien ya hace tiempo tiene a su servicio una suerte de Policía del Pensamiento que vigila y acopia datos del comportamiento de las personas con el fin de lograr una ingeniería social exitosa, no conforme con la censura desplegada por las Big Tech sobre los medios y las voces independientes, avanza aún más para establecer «qué es verdad y qué es mentira», obviamente según la conveniencia y los intereses de la élite globalista de la que él forma parte (al igual que Mark Zuckerberg, Jeff Bezos, Elon Musk, Larry Page, entre otros) y que busca imponer un gobierno totalitario a nivel mundial.

¿Qué son las Big Tech? Se llama así a las grandes compañías tecnológicas-digitales globalizadas: Microsoft, Google, Amazon, Facebook, Apple (estas 4 últimas forman GAFA). Son las cinco grandes que se caracterizan por tener un know-how muy avanzado en tecnología, operan a nivel mundial, tienen liquidez de sobra para sus proyectos y todas ellas disponen de información sensible y confidencial muy amplia de sus clientes o usuarios (preferencias, gustos, hábitos de consumo, aficiones, temores, situación económica, amigos,…), y pueden manipularlos comercial, emocional, política y electoralmente, al saber lo que piensan, comen, sus estados financieros, su salud, su residencia, su número celular, su ubicación, sus gustos, sus conversaciones… Sin duda, esta gran central de datos (cuyo procesamiento lo hacen ingenieros sociales) fue muy valiosa para imponer con éxito la Plandemia. Pero no sólo han recurrido a la manipulación sobre la población sino también, como se afirma en Panam Post, a la censura: «en una cúspide del psicopoder que ni siquiera imaginó el filósofo Byung Chul-Han, hoy las redes se arrogan el derecho de cancelar socialmente, de excluir, expulsar y discriminar, a quien no piense como ellos, y se acople a sus intereses». Asimismo, también ya son muy conocidas las páginas web como Chequeado, Afp Factual, etc., que se dedican a falsear verdades, a difamar a profesionales y científicos que brindan información fidedigna y la catalogan (falsamente) como fake-news. Estas páginas son financiadas, entre otros, por uno de los grandes socios de Bill Gates: George Soros, a través de la Open Society Foundations, quien igualmente tiene sus grandes intereses puestos en esta Plandemia.

Cabe agregar, para dimensionar mejor el poder de estas corporaciones, que Google se ha asociado con Citigroup, Apple con Goldman Sachs Group, Amazon con JP Morgan Chase y Facebook en 2019 ya había anunciado que desarrollaría su criptomoneda libra.

Pues bien, a ese poder de manipulación global que ejercen sobre los ciudadanos en cuanto a la información y la educación que reciben, ahora se suma el “Ministerio de la Verdad”. Como informan, entre otros, Libre Mercado e Infobae, «Microsoft ha creado una alianza entre tecnológicas y medios de comunicación que reforzará la censura de las Big Tech». Microsoft implementará algoritmos y softwares que permitan identificar contenidos y en el caso de que la noticia cuestione la «información oficial», o sea, la información que la élite desea imponer (que lejos está de la verdad), los algoritmos trabajarán para «desechar» de Internet esa noticia considerándola como «engañosa» o «fake-news«. Como buen seguidor de Goebbels, Bill Gates apela a todo su poder para imponer el «miente, miente, que algo quedará».

 


Compártelo!

Related Posts